Sunday, 30 September 2012

Domingo, 30 de septiembre de 2012


  • Trayectos de Underground efectuados: 11
  • Dinero pagado por dichos trayectos: 0 (Travelcard power!!)
  • Bolsas del Primark (de las grandes) usadas: 12
  • Músculos de los gemelos de los cuales desconocía su existencia: 8
  • Dinero gastado en ropa de cama y chorradas varias: Pendiente de revisar extracto del banco.


08:25 Me despierta mi actual y futuro flatmate para recordarme que el taxi hará acto de presencia en 5 minutos y que aún tengo que sacar todos mis bultos al rellano y empaquetar la comida. Como la mayoría sabréis soy una persona muy previsora ¿Cómo es posible que se me pasara esto? Muy sencillo, yo puse la alarma pero algún genio maligno hizo que se programara para el sábado cuando el gran día era un domingo.
08:27 RRRRRUUUUUUUUUUN!!
08:30 Llega el taxi a recogernos. En otro momento me hubiera hecho gracia su expresión al ver como traíamos bolsas y bolsas (a parte de las 4 maletas enormes que habíamos acordado) si no fuera porque estaba segura de que mi cara de dormida en ese momento era mucho peor. De hecho ni siquiera había tenido tiempo de peinarme y tenía gallos all around mi cabeza.
09:20 Llegamos a Osborne Road (¿Se os ocurre un nombre más cañí?). La casa tiene nombre y todo: Rutland House (o eso pone en el marco de la puerta).
10:30 Nos acercamos al Primark más cercano, el de Leytonstone (el barrio de al lado). Comprobamos anonadados (palabra que me gusta, junto con patidifuso) que Leytonstone es como un pueblo: Tiene una iglesia, una de esas tiendas donde venden DE TODO (periódicos, chicles, snacks y comida, todo en un mismo establecimiento), tiene señoras que van a misa los domingos con sus mejores galas y el pelo enlacado como si no hubiera mañana y tiene un Primark que es... una mierda. Y con el Primark empieza mi particular odisea.
10:50 De vuelta en lo que a partir de ahora va a ser mi casa. Como la visita al Primark ha resultado infructuosa tengo que ir al siguiente Primark más cercano: Stratford. Todo esto porque esta noche tenemos que dormir en la casa nueva y ni mis flatmates ni yo tenemos edredón ni juego de cama. 12:40 OMG!! El centro comercial de Stratford, Westfield (que por cierto debería llamarse Eastfield) es enoooooorme!! Te puedes perder... literalmente. Intento dejar para otro momento el consumismo máximo y me centro en encontrar el maldito edredón.
12:50 No tienen el edredón pero de camino me he comprado una harmónica para tocarla en mi nuevo jardín e imaginarme que estoy en el Far West y soy un cowboy solitario.
13:15 Me dirijo de nuevo a Leytonstone, esta vez a comprar perchas, porque en el Primark de Stratford aún ser más grande que 8 casas como la mía pues no, no tienen perchas, en cambio en el Primark del cutre barri-pueblo Leytonstone tienen, mira tú por donde!
13:35 Vuelvo de Leytonstone con las famosas perchas + las compras que había hecho antes + el movil en la mano whatsappeando (porque sí, whatsappear se ha convertido en un verbo, RAE entérate!) Esto es multitasking y lo demás son tonterías!
14:20 Paso por casa para dejar las famosas perchas y marcho en dirección a Tooting a recoger algunas cosas que me he dejado.
16:30 Tooting Broadway.
17:10 Leyton again, dejo las maletas y me voy a adivinad, otro Primark!
17:45 Tottenham Court Road. El primark cierra a las 6 los domingos, tengo 15 minutos para llegar, comprar lo que necesito y pagar. Corre! Arf-arf!!
 17:55 Objetivo cumplido!! He conseguido edredones y sabanas para todos los que vamos a dormir esa noche en la casa!
18:40 Leyton. Parada técnica para dejar todas las compras del Primark, no quiero volver a pisar uno en por lo menos... una semana.
19:30 Tooting Broadway, again, sí. He venido a recoger lo que me he dejado la última vez que he venido a recoger lo que me he dejado. (Si habéis tenido que leer esta útlima frase 2 veces para entenderla no os preocupéis, yo he tardado 5 minutos en escribirla)
20:00 Me despido de A. y le hago entrega de mi llave, nos ponemos todos un poco emotivos. Uno de nosotros cuelga unos calzoncillos de leopardo que en un glorioso día fueron el hazmerreír de la casa en la pared del dining room. Si esas paredes hablaran explicarían las cosas más inverosímiles jamás contadas, como por ejemplo que en esa casa pinchó uno de los chicos del duo francés Justice o alguna de las miles anécdotas que han ocurrido durante este año en el que he vivido en ese piso. (Tengo una entrada a medias pendiente de acabar con algunas de las mejores anécdotas.)
20:45 Home Sweet Home, esta vez para quedarme, al menos hasta mañana que toca levantarse.
21:20 Una ducha rápida. Este acto se convierte en misión imposible cuando el mango de la ducha expele la increíble cantidad de 2ml por hora! Nota mental: primer requerimiento al casero, arreglar la ducha. Prevengo que nos vamos a conocer mucho de ahora en adelante.
21:50 Night-night!! Ha sido un día muy largo!

No comments: